La Medicina Tailandesa

La Medicina Tailandesa, tiene un enfoque holístico, ya que abarca al ser humano como la conjunción de cuerpo, mente y alma, por lo que estos tres aspectos son lo que han de ser tomados en cuenta a la hora de tratar a la persona.

Esta visión holística del individuo está basada en la relación entre los elementos de la naturaleza y los cuatro elementos del cuerpo:

  1. Tierra o din: huesos, músculos, vasos sanguíneos, nervios, tendones y ligamentos.
  2. Aire o lom: equilibra las funciones psicosomáticas del cuerpo, la circulación y la respiración. Regula la vitalidad del cuerpo y la mente.
  3. Agua o naam: fluidos corporales, sangre y secreciones.
  4. Fuego o fai: regulador de la temperatura corporal, la digestión y el metabolismo.

Existe salud si estos cuatro elementos funcionan en armonía, el cuerpo mantiene el equilibrio, la salud y el bienestar.

Existe enfermedad si hay una alteración en la función de alguno de estos elementos origina un desequilibrio o bloqueo energético, que puede manifestarse como enfermedad.

 

Uso de la Medicina Tailandesa

A la hora de tratar de devolver estos desequilibrios, la Medicina Tradicional Tailandesa utiliza tres herramientas terapéuticas:

  1. Masaje Tradicional: Es una de las técnicas de masaje más conocidas y respetadas a nivel mundial, cuya efectividad está más que demostrada. En Tailandia, la práctica del masaje tradicional constituye la esencia de un conocimiento ancestral que ha sido transmitido de generación en generación.
  2. Las teorías energéticas de la medicina tradicional tailandesa se apoyan sobre la teoría de los canales de energía que circulan a través de todo el cuerpo, denominadas líneas Sen, y los puntos de estimulación energética que se distribuyen a lo largo de estos canales.

De la misma manera que las venas y arterias proveen de sangre al cuerpo, las líneas energéticas Sen suministran energía al cuerpo. Si, debido a un bloqueo energético, el flujo de la energía no circula correctamente, se puede originar una enfermedad, ya sea física, mental o emocional.

La función del masaje tailandés es estimular dichas líneas y puntos energéticos con el fin de reactivar el flujo energético.

  1. Medicinas Herbales: La fitoterapia tradicional tailandesa utiliza una gran variedad de plantas medicinales, que se clasifican según sus propiedades y efectos sobre la energía corporal.

El uso de plantas medicinales en Tailandia no se limita a las farmacias y herbolarios, sino que se extiende a la cocina, no solo para enriquecer los platos, sino también para mantener la salud y equilibrio del cuerpo.

Algunas de estas plantas son utilizadas también en las sesiones de masaje, aprovechando su poder curativo a través de la absorción por la piel y su inhalación.

  1. Terapia Psicoterapia: Conocida como ráksaa thaang nai (curación interior), esta forma de terapia parte del principio de que cada persona posee una fuerza interna de autosanación, tambien conocido en occidente como Vis Medicatrix Natura expresión latina que significa “el poder curativo de la naturaleza”.

En el mundo de la medicina naturista se considera que la fuerza curativa de la naturaleza es el principal agente que lleva a la curación. Por tanto es necesario cuidar, no entorpecer y favorecer dicha capacidad de curar propia de la nauturaleza de los seres vivos siempre que esté a nuestro alcance.

 

Vis  medicatrix naturae

Dejar a la naturaleza hacer su trabajo es una actitud correcta debe ser la de intentar:

1.- No entorpecer

2.- No sustituir

3.- Estimular

4.- Vivir saludablemente

Lo que demuestra que antiguamente tanto en Occidente como en llegaron a las mismas conclusiones.

Disección de la medicina tailandesa

Este masaje, a diferencia del masaje clásico que se basa casi exclusivamente en el amasamiento de los músculos y articulaciones, se basa en la combinación de presiones y estiramientos musculares y amasamientos cuando la ocasión lo requiere.

Son estas, pues, presiones, estiramientos amasamientos, herramientas que  tienen la función de devolver el equilibrio de la  energía vital, haciendo que esta vuelva a fluir por el cuerpo eliminando los bloqueos que ocasionan y las enfermedades.

Por lo tanto, a diferencia del masaje clásico, en el que el masajista tiene en cuenta solamente el cuerpo físico, para un masajista de masaje tradicional tailandés el cuerpo físico es lo secundario, es la consecuencia del cuerpo energético. De ahí que en el masaje tradicional tailandés lo principal sea el cuerpo energético.

Las presiones en el masaje tradicional tailandés se realizan sobre unos puntos específicos llamados “puntos de masaje” que se encuentran en unas líneas invisibles llamadas “las 10 líneas del masaje tailandés” o simplemente “líneas energéticas”  (“Sen Pra Tan Sib” en tailandés o simplemente “Sen”).

La energía vital fluye por estos sen, estos canales energéticos. Si en algún lugar del cuerpo hay algún bloqueo (los bloqueos se crean a nivel mental), la energía se estanca creando de esta manera infelicidad, molestias y en casos extremos, enfermedades.

Presionando estos puntos específicos sobre las líneas energéticas se estimula el flujo de la energía vital en el cuerpo eliminando los bloqueos. Esto influye directamente en los órganos y las glándulas del cuerpo, sanando las enfermedades, aliviando las molestias y eliminando las toxinas.

Este número, 72.000, no es un número exacto. Es un número que antiguamente se usaba para decir metafóricamente “mucho”. La verdad es que no se sabe el número exacto de líneas o canales energéticos en el cuerpo como tampoco se saben sus ubicaciones exactas y los caminos que recorren a lo largo del cuerpo. De ahí que entre cultura y cultura el aspecto de estas líneas difiera.

Por ejemplo, las tres primeras líneas energéticas principales del masaje tailandés (sen) se llaman casi igual que los tres canales energéticos principales en el yoga (nadis): Itha Sen (Ida nadi), Ping-Kala Sen (Pingala nadi) y Sumana Sen (Sushumna nadi).

Pero, aunque haya similitudes entre los sen y los nadis en lo que se refiere a los nombres y a la ubicación, si miramos los dibujos de los unos y los otros, veremos también muchas diferencias, sobre todo en lo que se refiere al recorrido.

 

La filosofia de la Medicina Tailandesa.

La filosofía del masaje tradicional tailandés y sus normas éticas. Basándose en la filosofía budista, ya que fueron los monjes budistas los que desarrollaron la medicina tailandesa, se han establecido unas normas éticas de un practicante de masaje tradicional tailandés.

La principal regla no escrita es que un practicante de masaje tailandés tiene que ser un estudiante eterno (debe seguir aprendiendo) y que vaya a donde vaya tiene que representar la práctica de la medicina tailandesa con dignidad siempre honrando a los profesores y la escuela que le ha brindado los conocimientos que posee.

Aquí están las 10 reglas principales de un masajista de masaje tradicional tailandés de la escuela Wat Po:

  1. Ser amable con todos los pacientes o clientes.
  2. No ser egoísta.
  3. No magnificar la práctica para persuadir o engañar a los pacientes.
  4. En el caso de no estar seguro, remitir al paciente a un especialista.
  5. Ofrecer el mismo trato a todos los pacientes sin ningún tipo de preferencias (amor, odio, rabia o malentendidos)
  6. Estar emocionalmente equilibrado.
  7. Ser responsable.
  8. Ser diligente y comprensible.

Deja una Respuesta