¿Qué hacer cuando ya tienes el título de masajista?

La mayoría de la gente que termina un curso de masaje termina dejando el título en un cajón, o como mucho le pone un marco pero no se dedica a dar masajes.

Terminas la formación pero luego no sabes cómo atraer clientes, a  fidelizarlos, y poder vivir de lo que acabas de aprender. Este problema no solamente lo tienen las personas que se dedican a las terapias, sino también los que acaban de terminar una carrera universitaria, puesto que después empiezan a estudiar un máster, un idioma o una oposición. Y es que solamente nos enseñan en las escuelas a estudiar, pero todo es teoría y luego no sabemos qué hacer con esta información, so nos crea un caos en la cabeza que nos bloquea.

Sin embargo todos conocemos a algún masajista algún terapeuta que tiene las consultas llenas y con listas de espera.

La pregunta es, ¿Qué hacen estas personas que tu no haces para obtener ese éxito?

Pues la respuesta es muy obvia, dan resultados que agradan y satisfacen a los clientes que van a su consulta.

Por ejemplo si das masajes y tienes un cliente que te llega con un problema de dolor del codo y tu le das un masaje y consigues que el dolor desaparezca, tienes a un cliente fijo, pues cada vez que este cliente tenga un problema físico se acordará de ti, o tal vez incluso venga de forma regular a tu centro para que les trates y evitar así problemas en el futuro. Además esta persona te recomendará y esa recomendación vale mucho más que todo el esfuerzo que hagas en las redes sociales, pues esto es real, y las redes sociales son virtuales y cada uno puede poner lo que quiera.

El dar un resultado positivo a un cliente creará un vínculo afectivo reciproco, pues él te necesita a ti y tú le necesitas a él.

Así pues como consejo te diría que el tiempo que vas a pasar en crear una marca comercial, publicitarte en las redes, etc. Lo dediques a estudiar anatomía, y aprender a utilizar estas técnicas que has aprendido para llevar tu teoría a la práctica que es la que te dará de comer. Aprender a resolver problemas es por lo que tus clientes sea cual sea el trabajo te va a pagar. Si haces un masaje como si fueras un autómata, siempre das el mismo masaje, no te adeptas al cliente, siempre haces las mismas cosas, olvídate de tener clientes.

El mejor ejemplo es como un mecánico de coches, debes conocer la mecánica si quieres ser un mecánico de prestigio, y esto está muy poco estudiado en las clases de masaje.

Específicamente en el masaje tailandés ves muchas escuelas de aconsejarte a que futón elegir, cuando eso es lo de menos, pues si tu eres capaz de resolver un problema a tu cliente le da igual dónde le quites el dolor o la molestia, acuérdate de cuando vas al dentista…es recomendable ver videos originales de Tailandia para que veías donde dan los masajes.

Resumiendo, primero aprende tu profesión y conocer el cuerpo humano, que es con lo que vas a trabajar.

Si conoces otras técnicas psicoterapias, etc., mucho mejor para ti, aunque en la práctica es más difícil puesto que tendrás que aprender a integrar todo. Es por esto que la práctica es muy importante.

Que práctica recibes de tu escuela, personalmente en nuestra escuela los alumnos están desde el primer día enfrentándose a problemas reales e intentando resolverlos desde  el primer día.

Los alumnos aprenden a llevar a la práctica todas las técnicas aprendidas con clientes reales.

Aprende a pensar para cuando estén solos. A la misma vez aprende como tratar al cliente antes y después del masaje. Aprende a fidelizarlos y a venderles bonos de masajes para que vuelvan a venir. Así el alumno coge confianza y aprende todo lo que este trabajo conlleva, pues no deja de ser un trabajo y tienes que vivir de él.

Muchos de nuestros alumnos ya vienen conociendo otros estilos de masaje, pues mucho mejor para ellos pues al final del curso sabrán con integrar todo lo aprendido con lo que ya sabían a la vez que aprenderán a cuando utilizar el arsenal de herramientas del que disponen, tanto el nuevo como el viejo.

Es frecuente que nuestros alumnos salgan de la escuela con sus propios clientes. Esto se debe a que los clientes reciben masajes de ellos y tienen la impronta con ellos, la siguiente vez que la persona venga a darse un masaje buscará a ese masajista para que le trate.

¿Cómo empezar a dar masajes por tu cuenta?

Lo que necesitas para empezar es una pequeña sala acondicionada, aislada de ruido y con luz

Suave, se trata de crear una sala de aislamiento de lo mundano, con una música suave sin letra, mantras de fondos, etc.

Eso es tu primera herramienta terapéutica, ya que consigues que el cliente desconecte de tantos estímulos a los que está sometido en la calle, como hagas esto es cosa, tuya. Tu vas a pasar tiempo en esa sala, adecúala a tu gusto y que tu estés cómodo, no intentes agradar a los clientes, cada uno tiene gustos diferentes.

Si usas futón, no te compliques la vida en Brico Depot, tienes láminas de aislamiento sonoro de 2*1 *0.2 m y con una funda es suficiente. No gaste ni un euro más no es necesario.

Aunque hagas masaje tailandés es necesario tener aceites cerca de ti, hay cosas como la contractura que se forma en el músculo elevador de la escapula que es mejor quitar con aceite, sobre todo si tu cliente no está acostumbrado al masaje tailandés.

Ten bonos para que la gente venga de forma asidua y les sea más barato poder hacerlo.

El conveniente dar un té a tus clientes una vez que termines el masaje. Normalmente el trabajo terapéutico es duro y con el té caliente ayudas a asimilar el beneficio del cliente.

No hagas el masaje nada más entrar tu cliente, deja que se acomode, que se relaje, que se desconecte e igual cuando  se vaya. Déjale que se recupere no tengas prisa, trata a cada cliente como se merece. Se diferente al resto y tendrás éxito. Olvida lo de dar citas muy ajustadas. Esto también te viene bien a ti para descansar.

¿A qué clientes vas a llegar?

Cuando empecé estuve casi tres años sin dar un solo masaje a clientes, solamente daba masajes a familia, amigos, compañeros en clase, etc. Tarde mucho en empezar a dar masajes de forma profesional, es decir que me pagarán por ello.

¿En qué me estaba equivocando, si tenía una web, flyers, publicidad en la calle, etc.?

Pues en mi confianza, no tenía confianza en lo que hacía y la gente a la que le daba masajes no hablaba de mí, les dejaba igual que les diera un masaje o no. Les parecía llamativo eso sí pero no les cambiaba nada en sus vidas.

Así creí necesario que lo que tenía que hacer era mejorar la confianza en mí mismo cambiar mi actitud y mi forma de pensar, pues al cambiar mi forma de pensar podía emitir otro tipo de señal que atrajera  gente hacia a mí. Por alguna razón las personas notamos esa falta de confianza.

Por eso creo que es básico que lo primero que hagas sea arreglarte a ti mismo, mirar en que fallas, que crees que va ocurrir, si haces una publicidad y no tienes confianza en que funcione, no va a funcionar, eso es seguro.

Otro error cuando empecé ya a dar masajes era que cobraba muy barato,  esto nos ha pasado a muchos. Es una mala señal que no valores lo que haces, por mucho beneficio que hagas, el dinero es una forma de intercambio de energía, y si algo es bueno pero es barato es como que algo falla y no se termina de valorar.

Tampoco sirve poner precios demasiado caros, pues no podrás llegar a la gente normal, asi que encuentra el término medio.

Anunciarse a través de grandes empresas.

Yo cambie y empecé a anunciarme a través de grandes empresas, y aunque en el primer masaje no ganaba mucho porque se lo quedaban ellos, si conseguía hacer que esos mismo clientes volvieran y me compraran a mí el masaje. Es un intercambio razonable, porque gracias a estas grandes empresas será muy pero que muy visible, sin además contar que si una gran empresa te anuncia, te convierte en algo necesario y útil de forma automática. Todo funciona de manera piramidal, es una realidad.

Cansaste menos con el masaje

Cuando estamos aprendiendo masaje mucha gente se ofrece para que practiques con ellos, esa es una buena oportunidad para darte a conocer.

El resto de cosas típicas como hacer una web, redes, etc., es totalmente desaconsejable.

Hacer una web es muy complicado, aunque lo vendan como algo fácil, luego tenemos el problema de la visibilidad, lo cual es un problemón, y por último tienes el problema de la conversión de visitas en clientes, esto es una quimera.

Un Instagram y compartir algunas fotos y videos  con gente que es popular es mucho más fácil, barato y probablemente útil. Las redes sociales no dan mucha credibilidad.

Todos hablan del éxito de google y facebook, esto es muy fácil de entender, y el éxito radica en que tu quieres tener éxito y cuantas tu vida y regalas tus datos a estas empresas, haces un esfuerzo brutal para que estas empresas triunfen. Como recompensa tal vez recibas 100 me gustas. Como el burro y la zanahoria. Olvida todo esto si quieres tener éxito. Tu eres masajista o lo quieres ser. Ni los programadores entienden este galimatías.

Publicidad en la ciudad.

En el tema de las terapias es frecuente ver carteles hechos por uno mismos en los que se ofertan masajes terapias, a precios muy bajos. Estos carteles suelen ser desastrosos, una maraña de cosas nada claras, y que no dan credibilidad ninguna. Para terminar de restar credibilidad se ponen estos carteles en poster, o se pegan en paredes.

Yo personalmente cuando veo uno de estos carteles lo descarto automáticamente, recordemos que le “medio es el mensaje” es decir que si veo un cartel mal hecho y puesto en cualquier pared pues no es muy atractivo.

Para hacer algo de esto bien necesitas un diseñador grafico que te cree una marca, branding, color corporativo, etc. Es decir muy útil si vas a hacer una empresa y quieres darla a conocer, pero de lo que estamos hablando es de que tu estas empezando a trabajar.

Para conseguir clientes a través de los medios anteriores, necesitarías miles y miles de euros en publicidad, y aún así no te garantizaría nada.

Seamos prácticos y demostremos lo que sabemos hacer a gente real, da masajes a gente real y resuelve problemas para que te busquen ellos, lo que es infinitamente más útil que pedir que el hacer aspavientos con redes, webs y panfletos para decir que estas hay. Como tú haciendo eso hay miles.

Este error es muy típico, ahora hasta un fontanero de pueblo necesita una web y mil redes sociales.

¿A qué clientes vas a llegar?

Todos somos conscientes de que las técnicas las ha inventado alguien, independientemente del estilo de masaje que hagas, alguien las ha tenido que inventar.

Pues bien, es el momento de que nos inventemos nuestras propias, técnicas, si conoces el cuerpo, sabrás como adaptar técnicas que conoces para que puedas hacerlas a todo tipo de personas, personas más grandes, más fuertes, esta es una fase del aprendizaje olvidada. Nos enseñan a copiar las técnicas e insisten en que hagamos lo mismo a todas las personas.

Debamos adaptarnos a la persona con la que estamos trabajando, adaptar las técnicas para que sean útiles y por supuesto para que termines lo menos cansado posible, así que si eres Quiromasajista y estas acostumbrado a hacer técnicas de presión con dedos, es un buen momento para que aprendas a hacerlas con los antebrazos, pies, rodillas, codos, lo que sea que te canse menos pues debemos proteger las articulaciones y nuestro propio cuerpo , sino y lo digo por experiencia, terminarás con unos dolores que no podrás ni moverte.

Gran parte de la filosofía del Thai es esta, habrás visto a gente muy pequeña dando masajes a personas muy grandes. Para esto ellos han aprendido a utilizar muchas palancas, priones con otras partes del cuerpo como codos que no te dañan.

Es una de las grandes características del Thai y que deberíamos tener en cuenta, independientemente el estilo de masaje que hagas.

Yo soy de la filosofía de no defender ningún estilo de nada, sino tener tu propio estilo y coger lo que te valga de un estilo y de otro y dejar lo que no te sirva a ti. Y por supuesto quitar lo superfluo, el masaje tailandés tiene bastante de esto. Rezos que tiene 50 años, y que le dan un enfoque místico como para darle más valor a lo que se hace. Profesores que hacen seminarios de cómo entonar este rezo, discusiones de en qué idioma hay que cantarlo… pero no le preguntes a estos profesores que es el acromion que no lo sabrán, eso no importa. Pues os recuerdo que el masaje tailandés viene del Doctor Shivago, MEDICO DE BUDA, dicen, pues si es médico, porque no imitamos esta característica del conocimiento anatómico y fisiológico, en lugar de cosas superfluas inventadas hace 50 años para dar un packaging  que adapte este estilo a la  New Age.  Si quieres rezar entes de un masaje pues hazlo, pero reza algo que tenga sentido para ti, y que sepas lo que dices, para que haya emoción. Sino se convierte en protocolo.

Protegerte de lo superfluo, aprende a utilizar tu cuerpo para trasferir peso y presión sin hacerte dato y cansarte, economiza movimientos para tengas fuerzas suficientes para poder ayudar sin quedar tu agotado.

Resolver problemas con el masaje para fidelizar clientes

Esta es la clave, para mí de éxito en todo lo que hagas. Te pagarán por esto, te buscarán si das resultados, así ahorraras en publicidad, que mejor publicidad que el boca a boca, no nos engañemos por mucha tecnología, el cerebro es arcaico y lo que te cuenta una persona que lo ha vivido es mucho más real para el cerebro que todos los posts, videos, etc., del mundo.

El cliente sabe donde tiene que ir cuando tenga un problema, se fideliza contigo y el hablará bien de ti.

Por eso haz tu esfuerzo en  aprender técnicas diferentes, diferentes enfoques, si no puedes resolver algo de forma física, tal vez puedas hacerlo de forma psicológica, así mucha gente viene al masaje para hablar y contarte sus problemas y con un poco de masaje el cliente se irá nuevo. Utiliza modelos anatómicos para hacerte una idea de lo que la técnica hace.

Para mi es básico saber psicología, para saber apreciar cual es el estado anímico y emocional de tu cliente. Para saber cambiar ese estado a un estado positivo, pues el cuerpo es un reflejo de lo que se piensa, de lo que se cree, por eso es básico tener nociones básicas de esto.

Otra herramienta mucho más difícil es saber encontrar cual es la causa de las dolencias malestares del cliente. Es decir si el cliente ha tenido algún conflicto, algún cambio en su vida fuerte que puede ser el la causa del cambio de salud de tu cliente.

Para fidelizar es básico crear vínculos afectivos entre cliente-terapeuta, pues de esto se trata.


Deja una Respuesta