Te preguntas como es un masaje tailandes, como se hace, cuales son sus caracteristicas. Tanto si eres masajista como si te gusta recibir masajes este articulo te interesa.

Al término de este curso ya no tendrás excusa para empezar a practicar lo aprendido.

Como ya sabrá una sesión de masaje tradicional tailandés se realiza sobre un futón, no se necesitas nada más, excepto buena intención de devolver salud a tu cliente.

Ofrece a la entrada a la sala a tu cliente o paciente un cesto en el cual tenga ropa cómoda que ponerse, para pasar a la sal y tumbarse sobre el futón.

Importante antes de entrar a la sala pídele a tu cliente que se lave los pies.

Asegúrate que tu cliente esta cómodo, para esto utiliza  cojines de diferentes formas y tamaños para colocarlos cuando los necesites en determinadas zonas, o utilízalos cuando creas que tu cliente los va a necesitar.

En cualquier caso rodéate de cojines de diferentes formas y grosores, seguro te serán útiles.

Una vez tumbado pregunta a tu cliente si tiene algún dolor molestia, implante operación, varices, etc., para evitar hacerle daño.

¿Cómo es un masaje tailandés paso a paso?

Este masaje no es en camilla como suelen ser el resto de masajes, aquí el masajista y el cliente se sentarán en el suelo, en el lugar donde practicarán el masaje. Si tu cliente no conoce el masaje tailandés explicará al cliente la técnica y los ejercicios que aplicará.

Primeramente el masajista se presentará diciendo su nombre y mencionando la escuela en la que ha estudiado honrando de esa manera a sus profesores y la institución que le ha brindado el conocimiento que está a punto de poner en práctica.

Si tras esto tu cliente está conforme, el cliente se tumbará cómodamente relajándose, preparándose para el masaje y el masajista se tomará unos minutos para meditar:

puede decir mentalmente una oración venerando al Dr. Jivaka Kumara Phaccha, el padre del masaje tradicional tailandés, o hacer cualquier otro tipo de meditación que le sirva para tranquilizar la mente y entrar en estado meditativo.

 

La técnica del masaje

El masaje tradicional tailandés se basa en presiones y estiramientos musculares. Las presiones se pueden realizar con los dedos, las palmas de las manos, los codos, las rodillas y los pies.

Los estiramientos musculares son por lo que al masaje tradicional tailandés también se le llama “el yoga pasivo” o “el yoga masaje”.

En el yoga, el practicante usa la fuerza de su propio cuerpo para adoptar ciertas posturas. En el masaje tradicional tailandés, es el masajista el que “practica el yoga” con el cuerpo del cliente.

El cliente queda pasivo, relajado, y es el masajista el que coloca el cuerpo del cliente en ciertas posturas inspiradas en las asanas consiguiendo de esta manera un estiramiento muscular óptimo.

Es por esto que en broma al masaje tradicional tailandés también se le llama “el yoga para los perezosos”.

El masajista usa prácticamente todo su cuerpo para dar el masaje y por lo tanto durante toda la sesión, no solamente tiene que estar atento a lo que está haciendo y al cliente, sino también tiene que mantener plena consciencia de su propio cuerpo y su respiración.

La respiración y el movimiento del masajista tienen que estar armonizados. El masajista durante toda la sesión está en estado de meditación por lo cual para él la práctica de este arte supone una meditación en movimiento.

Al estar en estado meditativo, se convierte en un canal para la energía positiva con la que va nutriendo al cliente.

 

Efectos del masaje tradicional tailandés en el cliente

Los efectos del masaje dependen del estado del cuerpo energético el cual está directamente influenciado por el estado de ánimo del cliente.

El objetivo en el plano físico del  masaje tradicional tailandés es desbloquear los bloqueos energéticos haciendo que la energía vital fluya libremente por el cuerpo.

Si el cliente tiene  bloqueos en las articulaciones probablemente el masaje tailandés le cause mucho dolor durante el masaje.

Otros sintomas frecuentes a nivel físico y mental después del masaje suelen ser:  nauseas, mareos, pensamientos negativos reprimidos que de repente vuelven a la mente consciente etc.

La intensidad de las molestias también dependen del cliente: pueden ser insignificantes o fuertes.

La intensidad del masaje tailandés la debes elegir tu, basándote la tensión que sientes has realizar las técnicas, también puedes ir preguntado a tu cliente si puede recibir más presión.

Si el cliente está decidido a mejorar su calidad de vida tanto a nivel físico, como a nivel mental y emocional, comprenderá que las molestias que puedan surgir al principio de la terapia, son cambios inevitables hacia una salud y una calidad de vida mayor.

Por lo tanto, el masaje tradicional tailandés le puede llevar a experimentar el paraíso ya después de la primera sesión o le puede invitar a aceptar los cambios para experimentar el paraíso.

No tengas prisa en un solo masaje no se realizan milagros, el éxito del masaje sea del tipo que sea, se basa en la continuidad.

 

Efectos del masaje tradicional tailandés en el masajista

El masaje tailandés está claramente dividido en dos partes:

1) Por un lado supone una ayuda para las personas recuperen o encuentren la salud y puedan recuperarse con mayor facilidad.

2) Pero por otro el masaje tailandés es para  el masajista una sucesión de ejercicios que permiten meditar al practicante con el fin de seguir un camino espiritual, tal y como puede ser el yoga, de hecho el yoga forma parte del masaje tailandés.

Si el masaje está bien hecho al terminar habrás empatizado con tu cliente y serás capaz de ponerte en su lugar y sentir lo que él siente, a la vez el cliente sentirá tu relajación, es decir habrá una “ecualización emocional” entre tú y el cliente, ambos deberías sentiros en paz, armonía, creando un vinculo que os beneficiará a los dos.

Recuerda que el masaje tailandés se realiza a tres niveles, físico-psíquico y espiritual.

Si no has logrado esta “ecualización emocional” durante el masaje, éste no estará bien dado pues tu como masajista puedes sentir dolor de cabeza, bajo de energía, etc., lo que frecuentemente se conoce en la calle como clientes que te quitan energía o están cargados de energía negativa.

Todo esto es falta de práctica, una vez que tengas experiencia esto no ocurrirá. En que consiste esta experiencia, en la elección de tus clientes, el hecho de que seamos masajistas no implica que tengamos que coger a todas las personas, podemos elegir.

Debemos aprender que no podemos ayudar a todas las personas.

Con la experiencia tal vez aprendamos a que estas cosas no nos influyan pero de momento al comienzo la elección de cliente es una buena forma de evitar estas cosas.

Normas éticas dentro del masaje Tailandés

  1. Ofrecer un té a tus los pacientes o clientes.
  2. No esperar propina.
  3. No persuadir o engañar a los pacientes.
  4. En el caso de no estar seguro, remitir al paciente a otra persona que sepa más que tu.
  5. Ofrecer el mismo trato a todos los pacientes sin ningún tipo de preferencias (país, raza, odio, malentendidos)
  6. Estar emocionalmente equilibrado. Realiza al comienzo del masaje el Ritual Wai Khru.
  7. Tener tu propia historia clínica del paciente.
  8. El masaje tailandés se practica con ropa sobre un futón en el suelo.
  9. Ser prudente.
  10. Comienza siempre por los pies y termina por la cabeza.

Ofrecer un té

Ofrecer un té es un signo de hospitalidad en numerosos países, Tailandia, Japón, Inglaterra, Marruecos, etc.

En nuestra escuela KALATHAI hemos adoptado esta costumbre de ofrecer a los clientes de masaje y alumnos que asisten a nuestras clases un té.

Es un momento para compartir, igual que en occidente esto se suele hacer con el Pan, de ahí en Compañía, es decir unidos por el pan.

Aquí aprovechamos para saber más de  la gente que nos visita, que nos cuenten cosas suyas y porque no aprender de ellos, de otras habilidades y cosas a las que se dedican que nosotros no conocemos.

Basándonos en esta idea,  el anfitrión se preparamos el té que sirva como descanso y recargar las pilas.

Algunas personas ya conocen este ritual y traen galletas, tés de otros países, u otras cosas para compartir con todo, creando con esto un momento que una vez terminada la formación se echa de menos.

Estas influencias viene por el budismo zen que tanto ha influenciado en Asia, ya ahora también en nosotros y por ende esperamos que este ritual también influya en ti.

Que como profesional del masaje ofrezcas a tus clientes ese momento de compartir en el cual no haya dinero de por medio.

Con la  ceremonia del té buscamos  los siguientes objetivos:

  • Hacer la vida cotidiana más agradable.
  • Vivir en armonía con los cambios de las estaciones.
  • Llegar a ser una persona de gusto refinado.
  • Llegar a ser una persona honesta y sin miedo.
  • Crear mejores relaciones humanas.
  • Tener buenas maneras.

 Si seguis teniendo dudas de como es un masaje tailandes, no os queda más que probar uno para entenderlo.


Deja una Respuesta