Conoce Tailandia La cultura que rodea al Masaje Thai

1) Fortunetellers: Los adivinos profesionales

En Tailandia es muy común ir a ver al fortuneteller. Son adivinos que se dedican a ello y cobran para aconsejarte sobre tu vida.
Los llaman Mo duu (el médico visionario o que ve) y dan consejos sobre cualquier aspecto de la vida. Normalmente la gente los visita por los temas de siempre: trabajo, familia, dinero o amor.

2) Amuletos: El negocio de la suerte

Los amuletos normalmente son pequeñas figuras de Buda y pueden valer desde 50 céntimos hasta miles y miles de euros. Es una industria enorme en Tailandia.
El precio depende del material del que esté hecho (por ejemplo, si es de huesos de dinosaurio es muy valorado), de la antigüedad, de la figura que represente, de la condición, de los poderes que se le presupongan, etc. Hay incluso revistas especializadas en el tema.

3) Piso 13: Casi inexistente en Tailandia

En Tailandia el piso 13 casi nunca existe. Después del 12 viene el 12B. Esta creencia que otorga mala suerte al número trece es de origen occidental pero está muy instalada en Tailandia, más que en la mayoría de países occidentales, diría yo.

4) Horóscopo en los templos: Los palitos mágicos

Algunos templos tailandeses cuentan con un cuenco lleno de palitos. Cada palo lleva un número y cada número está asociado a un papel que lleva el horóscopo. Es pues, una forma de conocer el futuro.

5) Amuletos en el taxi: Una manera de prevenir accidentes

En Bangkok hay miles y miles de taxis. Una de las características que los hacen más originales son los amuletos que llevan dentro, los llevan colgado del retrovisor o los dibujos que tienen en el techo.
Hay tailandeses que creen que los accidentes ocurren en parte por razones de Karma. Como un conductor no puede controlar el karma de sus pasajeros, una manera de protegerse es mediante estos amuletos que contrarrestarán la mala suerte que cualquier pasajero pueda llevar consigo y, así, se evitará tener un accidente por ello.

6) Los tatuajes: Otorgan poderes a quienes los llevan

Quienes creen en ello están seguros de que los tatuajes tailandeses (roi sak) otorgan poderes a quienes los llevan. Son tatuajes que normalmente se hacen en los templos (los hacen monjes), sin máquina, con una aguja y en la antigua lengua khom, usada antiguamente en Camboya.
Los tatuajes se hacen en unos 20 minutos y una vez hechos deben activarse para que tengan poderes. Quienes se tatúan pueden pedir que tipo de dibujo o tatuaje quieren pero también es normal que sea el maestro tatuador quien escoja lo que va a dibujar, acorde con la personalidad y necesidades del ‘cliente’. Normalmente dibujan animales, que se cree que otorgan diferentes poderes.
Por ejemplo, un dragón da fuerza y sabiduría. Se paga por el tatuaje pero son bastante baratos y suelen identificarse con las clases más pobres.
Les encantan a los boxeadores y a las muchachas de vida alegre porque se supone que protegen contra una buena variedad de peligros. Y ambas son profesiones de riesgo. Para que una muchacha use un tatuaje con el que sabe que la van a señalar como a una araña mucho ha de creer en esa tradición.
Hay una celebración en Tailandia en la que se hacen cientos de ellos en el mismo día.

7) Cumplir 25 años: La edad de la mala suerte

A algunos tailandeses cumplir 25 años no es algo que les haga mucha gracia. Hay quienes creen que es una de las peores edades de la vida, la que trae más mala suerte. La explicación es que esa edad es cuando la gente empieza a ganarse la vida por su cuenta, terminan de estudiar, se ponen a trabajar y es, por lo tanto, una época de cambios. Un paso completo a la vida adulta. Algunos creen que el hecho de empezar a tener dinero y cambiar el estilo de vida puede traerles cosas negativas si se equivocan en sus elecciones.

8) Los fantasmas: Historias tailandesas para no dormir

Las historias sobre fantasmas o, como se conocen en tailandés, phii, están muy presentes en gran parte de la sociedad tailandesa.
Hay muchos tipos de fantasmas pero en general el mito es que los fantasmas son los espíritus de gente que tuvo muertes violentas o que cometieron cosas malas en sus vidas. La mayoría de tailandeses jóvenes conocen historias sobre fantasmas, e incluso hay quienes aseguran haber visto alguno de ellos o conocen a alguien que los ha visto.
Una buena parte del cine tailandés de terror está basado en esas historias.
Algunas historias de fantasmas que importan a diario son:

  • Si cuando visitas al bebé recién nacido de alguien dices a los padres que es muy guapo, un fantasma puede llegar y llevarse al recién nacido. Mejor que digas que es muy feo.
  • Si cantas cuando comes, un fantasma te envenenará.
  • Si doblas la espalda estando de pie y miras entre tus piernas verás a un fantasma. Es un clásico hasta en las películas.

Si dejas la puerta abierta y te quedas ahí mucho tiempo, un fantasma entrará en tu casa.

9) Numerología: Números de móvil que valen una pasta

Los números pares no gustan en Tailandia. Gustan los impares y odian los pares. Por eso, en televisión existen cuatro canales principales y no siguen un orden numeral. Channel 3, 5, 7 y 9. No existe la segunda ni el canal 4.
El 3 es un número de mucha suerte en Tailandia. Pero el ganador absoluto es el 9. Es el número de la fortuna por excelencia, y buena parte de ello es porque se pronuncia gaao, palabra muy similar a arroz.
Una matrícula de números capicúa cuesta mucho dinero y se suelen vender en subastas públicas. Ayer precisamente en el cine anunciaron una subasta multitudinaria en la que contarían con una placa sellada con un 1111.
Si bien la matrícula más deseada es la que tenga un 9999. Tanto, que un ministro del Gobierno tailandés de Thaksin -el mismo que hablaba de Marte y Saturno en política interna- hizo en 2003 una inversión de cuatro millones de bahts, cerca de 100.000 euros, en una matrícula con un 9999.
Con esto de los números se ven situaciones muy esperpénticas, sobre todo cuando hay chinos de por medio. Porque quieren que todo se haga en horas que coincidan con su número de la suerte favorito.
La situación más dantesca se ve a la hora de dar a luz a un bebe e intentar que caiga en día 9. Buscando esta razón las mujeres deciden hacerse la cesárea para que su hijo nazca en ese día.
Otra situación rara es la importancia al número de móvil que se tiene. Ya sea por temas supersticiosos o por temas de apariencia. El número de móvil es una de las primeras cosas que se intercambia la gente, así que si tú tienes un número original, pongamos 088888888, impresionas a la gente. Primero porque tener ese número cuesta mucho dinero  ya que un número así de originales o fáciles de recordar pueden llegar a los 10000€.

10) Incineración china

También derivado de la cultura china en los entierros en Tailandia se depositan poner dentro del ataúd antiguas monedas falsas, los muertos van cubiertos con una máscara blanca y portan en sus manos sendos pañuelos con oro y plata, así como un cascabel en la boca para ahuyentar a los malos espíritus en su tránsito al más allá. Hay personas que compran su propia vestimenta fúnebre antes de morir.
Quemados o sepultados, la costumbre manda que los muertos emprendan su último viaje con sus mejores galas, que pueden ser un traje de chaqueta o la completa indumentaria que Yan comercializa en su tienda por entre 700 y 4.000 yuanes (entre 76 y 434 euros).
Se supone que si dichos objetos han sido bendecidos previamente y se queman en la tumba del difunto, pues éste los recibirá en el más allá y podrá llevarse alguna posesión material al mundo espiritual. Lo cual no deja de ser una paradoja cuanto menos interesante.
Como a veces no hay dinero -o ganas- para quemar posesiones de marca, pues existen estas tiendas en las que se encuentran falsificaciones de Chanel, Louis Vuitton o marcas deportivas como Nike o Asics, bendecidas y listas para convertir en cenizas. Con la intención de tratar de engañar al más allá y a ver si hay suerte y quemando un bolso de marca falso el fallecido recibe el mismo objeto pero original en el otro mundo.
El simbolismo es tan fuerte y lleno de significado que la ropa masculina es de color marrón, azul o verde oscuro, mientras que en la femenina predominan el rosa y el violeta y motivos decorativos como el ave fénix.
También hay que elegir bien el nombre, ya que se cree que puede dar mala suerte un nombre sin fuerza. Así mucha gente se cambia nombres y apellidos cuando las cosas van mal en sus vidas.

Síguenos...Pin on PinterestShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+